“El GPS me dijo que lo hiciera”, se lee en una publicación en redes sociales divulgada por las autoridades de la ciudad Duquesne y recogida por el diario USA Today.

De acuerdo con la policía, citada por el mismo medio, la mujer, a la cual nunca identificaron con su nombre, estaba 100% sobria y no tenía ninguna condición médica que afectara sus decisiones.

El artículo continúa abajo

El hecho ocurrió el pasado miércoles sobre las 10 de la noche, a 16 kilómetros de la ciudad de Pittsburgh, y el automóvil debió ser remolcado por una grúa, detalla USA Today.

Según este rotativo, no es el primer problema relacionado con la navegación de los GPS. Durante el huracán Florence en septiembre de este año, funcionarios de Carolina del Norte advirtieron que aplicaciones de GPS aconsejaban a conductores que tomen rutas que estaban inundadas.