La víctima mortal, cuya identidad no ha trascendido, iba de pasajera en el vehículo, que transportaba unas tablas de madera. El conductor del camión perdió el control y la mujer salió despedida antes de ser aplastada por la pesada carga, informó el medio local A Tribuna.

Uno de los médicos que llegó al lugar a atender la emergencia, citado por Clarín, describió la situación:

“Era un accidente grave y comprobé que la mujer estaba muerta y el conductor, herido. Mientras lo atendía, oí un llanto de bebé y comprobé que la mujer había parido en el momento del impacto. Corté el cordón umbilical y una ambulancia nos llevó al hospital. La beba estaba perfecta, sana, sin un rasguño. Realmente es un milagro que haya sobrevivido”.

20 minutos agrega que la niña, a la que los médicos y las enfermeras le pusieron el nombre de Giovanna, fue trasladada al Hospital Regional de Pariquera-Açu, donde permanece internada en la Unidad de Terapia Intensiva, en buen estado de salud.

El artículo continúa abajo

Por su parte, el conductor del camión, identificado como Jonathan Ferreira, fue remitido al mismo centro médico con heridas cuya gravedad no ha sido difundida por medios. El hombre les dijo a los socorristas que no conocía a la fallecida, ya que la había recogido minutos antes porque así se lo había pedido.