“Investigamos el papel de al menos dos estadounidenses, un hombre y una mujer, que se reunieron con el hombre (John Chau) que se desplazó hasta la isla”, declaró a la AFP Dependra Pathak, jefe de la policía en el archipiélago indio de Adaman y Nicobar, en el Golfo de Bengala.

“Estas dos personas, que abandonaron el país, eran evangelistas y le habrían aconsejado que se desplazara a la isla”.

Este estadounidense, de 26 años, falleció el 17 de noviembre víctima de las flechas de los indios, un pueblo de cazadores recolectores formado por 150 personas que viven de forma auténtica en la isla de Sentinel del Norte, cuyo acceso está prohibido.

Arco y flecha

Artículo relacionado

Con arcos y flechas, tribu del neolítico mata a extranjero que quería hacer contacto

La policía no dio los nombres de la pareja de sospechosos estadounidenses, localizada a partir de las llamadas del teléfono móvil de John Chau, ni aportó más información de la organización a la que pertenecen.

Las fuerzas de seguridad detuvieron a siete personas, entre los cuales a seis pescadores, que ayudaron a John Chau a desplazarse a la isla e informaron sobre su muerte.

En 2006, dos pescadores indios, cuyo barco se acercó por error hacia la isla de Sentinel del Norte mientras dormían, fueron asesinados y su cuerpo expuesto en la playa.