“Salimos con destino a la frontera a romper el muro de funcionarios, de barricadas. Nos encontramos con Policía Nacional, abrieron el paso, pero en la mitad del puente había unos manifestantes (fieles a Guaidó) que pensaban que los íbamos a reprimir”, le narró el sargento mayor de la Guardia Nacional, Edgar Torres, a El Mundo de España.

Y luego dio detalles del paso con su tanqueta entre los manifestantes: “Lamentablemente, atropellé a una muchacha; me bajé corriendo a socorrerla”. Por fortuna, dice el exmilitar citado por el diario español, “(la mujer) se recupera de los golpes que recibió en la cara porque, al descender, (a él) se le abalanzaron los voluntarios que pretendían pasar las ayudas y le pegaron”.

Torres dice que el incidente no pasó a mayores, pues además del golpe que recibió la manifestante, se evitó un enfrentamiento con la misma Guardia Venezolana al darse cuenta de que estaban huyendo.

Dos militares más desertaron del régimen de Maduro

Artículo relacionado

Hasta con perros llegaron a Colombia 2 militares más, desertores del régimen de Maduro

Tanto Torres como Lizcano le dijeron a El Mundo de España que no quieren que haya una intervención extranjera en su país, pero sí les piden a sus excompañeros que se rebelen contra la cúpula militar, que es la que protege a Maduro:

“Lo que queremos es que los venezolanos de las Fuerzas Armadas, Ejército, Armada, Aviación y Guardia Nacional, nos unamos para sacar a la cúpula”.

Estos dos militares, que hacen parte de los más de 320 militares venezolanos que han llegado a Colombia, opinan que a Maduro toca sacarlo por la fuerza, pues “por las buenas no se irá”.