El hecho ocurrió el pasado viernes 23 de noviembre en la zona de Sao Bernardo do Campo Centro en horas de la tarde, relata el portal Globo.

Las imágenes muestran cómo da Silva se aferra a su bicicleta, a pesar de la fortaleza del agua, que lo bota al piso y lo arrastra varios metros. Incluso una persona entra en cuadro, afanado, con la intención de ayudarlo.

De acuerdo con Globo, los bomberos fueron alertados, pero cuando llegaron al lugar, encontraron a la víctima sobre las aguas sin vida.

Por otro lado, Luzinate se encontraba con una nieta dentro de un auto atrapado y revolcado por las inundaciones.

El artículo continúa abajo

La mujer de 63 años fue trasladada a un centro médico cercano pero no sobrevivió, mientras la menor todavía se recupera en Hospital Neonatal de São Bernardo do Campo, detalla el mismo medio.