Para ello, tomaron muestras de carne de la criatura que serán analizadas en el laboratorio, indicó al portal Kompas Nasrul Latulanit, de la Oficina de Gestión de Recursos Marinos y Costeros.

El experto agregó que el cuerpo, de 22 metros de largo, está en un alto grado de descomposición, por lo que se ha dificultado la identificación del animal.

El artículo continúa abajo

Aún así, indicó que algunos rasgos físicos llevarían a pensar que se trata de una ballena, sobre todo por su tamaño y los colmillos en la parte delantera de la criatura, que corresponderían a la mandíbula del mamífero marino.

Los restos del animal han captado la atención de los habitantes de esa zona, quienes han compartido videos y fotos del cadáver desconocido. Asimismo, se han animado a intentar descubrir lo que es y varios dicen que se podría tratar de un calamar gigante.