La Guardia Civil española informó este viernes que sobre el individuo, del que solo se sabe que es de nacionalidad colombiana, pesaba una orden de detención y que era buscado por la Interpol por las llamadas “ejecuciones extrajudiciales”, informó Efe.

La captura ocurrió en medio de un control de las autoridades por las zonas más concurridas de la turística población de Benissa, y el hombre presentó un pasaporte venezolano lo cual despertó las sospechas.

Los agentes le pidieron que los acompañara al cuartel con la excusa de un simple trámite administrativo, con el fin de evitar posibles incidentes por su peligrosidad. Una vez allí, se procedió a detenerlo.

El artículo continúa abajo

El hombre, del que no se entregó su identificación, fue trasladado y puesto a disposición de la Audiencia Nacional española.

Medios como Noticias Alicante registraron la noticia, y compartieron dos fotos de la guardia en donde se ve al hombre con el rostro difuminado.

Hasta el momento no se conoce de un pronunciamiento oficial en Colombia sobre este caso.