“Un Mundial sin mí no sería Mundial”, dijo el futbolista la semana anterior en un ‘talk show’ de los Estados Unidos, donde no descartó que su presencia en la Copa fuera con los guayos puestos.

Sin embargo, en entrevista con el portal sueco Fotbollskanalen, el DT Janne Andersson recordó que después de la eliminación en la Eurocopa, Zlatan y otros jugadores anunciaron que no querían volver a unirse a la Selección. Acto seguido, acabó con los rumores sobre ‘Ibra’:

“Si renunciaste a la selección nacional, no creo que debas volver e intentar convencer. Respeto lo que él mismo dijo”

“Los otros que han dicho que no tampoco están incluidos. Aquellos que están incluidos (para el Mundial) son aquellos que han dicho sí y quisieron unirse”, agregó el estratega.

El artículo continúa abajo

Anderson asegura que no ha cambiado su postura desde que asumió el cargo tras la Eurocopa y que tampoco se ha comunicado personalmente con Ibrahimovic, que en consecuencia asistirá a Rusia 2018 en calidad de espectador o comentarista para algún canal deportivo.

Su probable inclusión en el equipo nacional, después de renunciar y no haber hecho parte del equipo que clasificó después de 12 años al certamen orbital, era motivo de división en Suecia; ahora que la historia tiene punto final, el país escandinavo ya puede concentrarse en los que será su debut mundialista frente a Corea del Sur, el 18 de junio.