El presentador confronto a Ibrahimovic respecto a las especulaciones sobre si estará en la Copa del Mundo.

“¿Vas a jugar?”, le preguntó Kimmel.

“Voy a ir al Mundial, sí”, fue la respuesta de Zlatan mientras sonreía, al tiempo que el público aplaudía tras escucharlo.

“¿Cómo vas a estar vestido en el Mundial”, fue el siguiente interrogante para tratar de establecer si tal vez estaría presente en Rusia como comentarista para algún medio de comunicación. “¿Vas a tener tapones debajo de los zapatos o van a ser zapatos normales”?, enfatizó Kimmel.

El artículo continúa abajo

La respuesta dio pie para pensar en que pueda agregarse a la nómina de figuras en la Copa, luego de que tras la eliminación de Suecia en la Eurocopa de 2016 anunciara la renuncia a la selección de su país:

“Yo solo voy a decir que voy al Mundial. Si digo más, la gente va a colgarme. Tengo que ser cuidadoso con lo que digo ahora”

“Un Mundial sin mí, no sería Mundial”, agregó el egocéntrico jugador que en 5 partidos disputados en 2 campeonatos orbitales —Corea/Japón 2002 y Alemania 2006— no anotó un solo gol.

Hace pocos días, Zlatan tuiteó que las posibilidades de jugar en la Copa del Mundo son altas; así mismo, el mes pasado el jugador declaró la puerta no estaba cerrada en el combinado sueco.

ABC de España resalta la división que hay en Suecia sobre si es justo que un jugador que no ayudó a conseguir la clasificación (y que no pudo obtener el cupo en las eliminatorias para Sudáfrica 2010 y Brasil 2014) merezca ser incluido en la nómina para Rusia 2018. Mientras las encuestas no están de acuerdo con el retorno, el secretario de la federación sueca indicó que “un Zlatan fresco y motivado añadiría algo a todos los niveles”.

El medio español también saca a relucir una cláusula que sería impedimento si Zlatan y el técnico Janne Anderson, que no ha convocado al jugador ni para los más recientes amistosos. Se trata de una reglamentación de Fifa que impide que un jugador ligado a una casa de apuestas (Bethard) participe de sus campeonatos. Al respecto, Ibrahimovic había declarado: “La Fifa no puede detenerme. Si quiero jugar allí, allí estaré”.