Luego de la eufórica celebración con sus allegados, Yerry Mina se paró frente a las cámaras de fotografía y televisión, para indicar a través de una señal que el milagro no fue obra de él, sino que había sido una ayuda enviada desde arriba.

Con su gol, Yerry se mantiene como máximo artillero de Colombia en Rusia 2018 tras sus 3 anotaciones a Polonia, Senegal e Inglaterra.