Motivos no le faltaban a Tite, ya que a lo largo del sufrido partido había lamentado como nadie las varias opciones que su selección desperdició ante la frágil Costa Rica, que aguantó hasta los últimos minutos los recurrentes ataques brasileños.

El artículo continúa abajo

Además, el tanto de Coutinho representaba una especie de liberación para los pentacampeones del mundo, que se habrían complicado la vida prematuramente en la fase de grupos, ya que, de haber terminado el partido en ceros, habría sido el segundo empate del ‘scratch’ en la Copa del Mundo.

Este es el video del curioso momento:

Ahora, Brasil tendrá que enfrentar a Serbia en la última fecha de la primera ronda. Los europeos son el rival más cercano de los ‘auriverdes’ en el Grupo E del Mundial, ya que en la primera fecha habían derrotado a Costa Rica, con lo que sumaron 3 puntos. Con la victoria de hoy, los sudamericanos dependen de sí mismos para terminar en la primera posición de su cuadrangular, de cara a los octavos de final.