La discusión comenzó con Carlos Antonio Vélez diciendo que “un análisis indicó que sin el VAR se clasificarían los mismos 16 equipos que pasaron [a octavos de final]. O sea, el VAR no influyó absolutamente en nada”.

Frente a este comentario, Fernando Niembro se mostró en contra: “No diga eso, el VAR ayudó. ¿O no ayudó a Colombia ante Senegal?”.

Y luego el argentino explicó su punto de vista: “El VAR no ayudó a Colombia porque le hubiese dado la mano, lo ayudó porque se había cometido un error [penalti inicialmente señalado a favor de Senegal] y el VAR arrimó la justicia. El árbitro con autocrítica dijo: voy a revisar, me equivoqué y no hay penal. De lo contrario, el partido estaba 1-0 de arranque”.

“Usted no quiere entender que es de beneficio el VAR. Toda Colombia celebra por eso”, enfatizó Niembro.

El artículo continúa abajo

Sin embargo, el alegato continuó con ambos enfrentados entre sí sobre el funcionamiento de la sala del VAR:

Vélez: Se defiende el VAR y se dice que el problema no es el sistema, sino que lo maneja mucha gente y resulta que lo maneja una sola persona. Ese que le habló al árbitro es el que maneja el VAR.
Niembro: No, en el VAR hay una multitud.
Vélez: No, no, no. Cada uno tiene una asignación.
Niembro: Va a ver que cuando hay una jugada que revisan en el VAR, opinan 3 o 4. Le voy a traer una jugada así.
Vélez: Pues tráigala, pero con el audio, no solo con el movimiento de 4 personas.
Niembro: Usted me está pidiendo que me convierta en un agente de la KGB y no lo soy.
Vélez: Pero parece que usted a eso apunta para derrotar una teoría que no es teoría, sino que es realidad.
Niembro: No, solo digo que entre Colombia y Senegal quedó demostrado que los que no están capacitados son los árbitros, porque el sistema es perfecto y permitió que la justicia se arrimara a Colombia.
Vélez: Ah, ¿solamente por eso?
Niembro: Por su puesto.
Vélez: ¿Y no es eso populista?
Niembro: ¿Pero cómo va a ser populista’, es algo justo.
Vélez: No, no, no, y no.