En la acción se ve cómo el defensa colombiano va por la pierna del atacante del Liverpool y termina derribándolo.

Para fortuna del combinado cafetero, el árbitro serbio Milorad Mazic se retractó de su decisión y el partido continuó sin goles.