Este sistema tecnológico de ayuda, ya probado en varias competiciones desde 2016, se puede utilizar únicamente en cuatro casos: para validar o no un gol, atribuir o no una roja, conceder o no un penal, y corregir un error de identificación a un jugador sancionado.

La decisión fue tomada por unanimidad de los miembros de la instancia (pertenecientes a la FIFA y a las Federaciones que crearon las normas originales del fútbol; de Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte), precisó en un comunicado.

El artículo continúa abajo

“Esta reunión histórica, dirigida por el presidente de la FIFA Gianni Infantino, abre una nueva era en el fútbol con la asistencia por vídeo, que ayudará a mejorar al integridad y la justicia en el juego”, escribió la Board.

“Es una novedad importante en el fútbol. Este aspecto fue discutido durante décadas. Decidimos probar el VAR en marzo de 2016, porque si no lo intentábamos no sabríamos nunca si funcionaría”, explicó Gianni Infantino en conferencia de prensa.

Infantino siempre se mostró favorable a la introducción del VAR. La UEFA se mostró en cambio más recelosa: su presidente Aleksander Ceferin anunció el lunes que no se utilizaría en la ‘Champions’ 2018-2019.

El VAR supone la segunda incursión de la tecnología en el fútbol después de la introducción de la GLT (tecnología en la línea de gol) en el Mundial-2014.

Con AFP