En un mensaje en su cuenta de Twitter con la etiqueta “Haz orgullosa a Europa”, el organismo que preside el esloveno Aleksander Ceferin animó a los finalistas y trasladó su satisfacción por el hecho de que franceses o croatas celebren el título cuatro años después de que Alemania lo hiciera en Brasil 2014.

Los alemanes derrotaron entonces a la selección de Argentina en el estadio Maracaná de Río de Janeiro con un único tanto de Mario Götze, cuatro años después de que España conquistara su primer título mundial frente a Holanda en Johannesburgo con un gol de Andrés Iniesta.

El artículo continúa abajo

En el Mundial anterior jugado en Alemania en 2006 el título fue para Italia tras superar por penaltis a Francia en la final disputada en Berlín y el equipo italiano relevó en el palmarés como campeón a la selección de Brasil, coronada cuatro años antes en el campeonato que Corea y Japón albergaron en 2002.

Aleksander Ceferin, presente en Moscú para la final, destacó que el desarrollo del Mundial y la presencia de cuatro selecciones europeas en los cuatro primeros puestos “demuestra lo bien que funciona el fútbol europeo”.