“No importa dejar la voz, habrá tiempo para recuperarla. Hoy tengo ganas de gritar hasta morir con ese festejo loco”, expresó después del pitazo final, ya que el empate hubiese dejado eliminado al conjunto argentino.

Y posteriormente, en otro apartado, reseñó que sintió como si fuera un hincha la clasificación: “No sé si sale bien o sale mal, pero créanme que es como lo viven ustedes [los televidentes], también con el alma”.

El artículo continúa abajo

Finalmente, mostró su alegría por tener la oportunidad de ver a Argentina al menos en un partido más, el de octavos de final frente a Francia este sábado 30 de junio a las 9:00 a.m., hora colombiana:

“No hay nada más lindo que volver a ver a esta Argentina… Ahora déjenme festejar. ¡Vamos Argentina, carajo! Se podía o no se podía, claro que sí”.

A continuación, las palabras de Vignolo: