“Los jugadores están impactados y preocupados por sus familias. Estamos hablando con ellos para tranquilizarlos”, explicó el seleccionador Akira Nishino, quien también reveló lo sucedido en el hotel.

El estratega nipón continuó: “Sonó una alarma de madrugada durante bastante tiempo. Algunos jugadores se pusieron nerviosos y por la mañana parecían más cansados de lo habitual”.

Los ‘Samuráis Azules‘ cuentan con menos de 24 horas para pensar solo en James Rodríguez, Falcao y compañía.