El español Rubén Pons, quien se encarga habitualmente de tratar al delantero egipcio, estimó en declaraciones al diario Marca que Salah necesitará casi un mes para recuperarse de la lesión en el hombro izquierdo que sufrió el 27 de mayo durante la derrota 3-1 ante el Real Madrid.

3 semanas de inactividad dejarían a Salah disponible hasta el 16 de junio y hasta el 23 del mismo mes en caso de alargarse una semana más la recuperación, incapacidad que le haría perderse el estreno de su selección en la Copa del Mundo, ante Uruguay el viernes 15 de junio.

El artículo continúa abajo

Además, queda en duda su aparición frente a Rusia, el martes 19 del mismo mes, mientras que ante Arabia Saudita, el lunes 25, sí podría estar.

No obstante, Pons señaló que trabajará para que la recuperación se pueda hacer lo más rápido posible: “En principio serán 3 o 4 semanas, pero vamos a intentar reducir esos plazos. Ese es el gran objetivo”.