Los aficionados ‘gauchos’ se están robando el show en los principales lugares turísticos de la capital rusa y no tardaron mucho en contagiar a los anfitriones con sus barras populares, música y bailes.

Una escena que le está dando la vuelta al mundo y se está viralizando en las redes sociales tiene por protagonistas a un grupo de jóvenes argentinos que puso en el piso de una plaza de Moscú una bolsa en la que los transeúntes les pueden dejar dinero si así lo desean.

El artículo continúa abajo

La ‘recompensa’ que reciben los generosos transeúntes consiste en recibir la algarabía de los argentinos, quienes los abordan en manada, saltan junto a ellos y hasta los cargan, como se puede apreciar a continuación: