Süddeutsche Zeitung publicó un artículo en el que cita a un portavoz de Rusia, que aseguró que “un jugador olfateó antes de la sustitución contra España un algodón empapado en amoniaco”, cita el medio Sport.

La declaración fue usada en un reportaje de ese periódico sobre los métodos para aumentar el rendimiento físico. El funcionario de la federación rusa dijo que los jugadores usaron ese componente para estimular la respiración y mejorar el flujo de la sangre antes de los partidos del Mundial.

El artículo continúa abajo

Luego de la publicación de ese diario, el medio Bild continuó con la observación en el partido de Rusia contra Croacia, el sábado pasado, y aseguró que la estrategia del amoniaco y el algodón se repitió, dice La Vanguardia.

Sin embargo, y a pesar de lo controvertido que pueda parecer el uso de amoniaco por parte de los jugadores, esa sustancia no está prohibida ni está considerada como ilegal por los reglamentos antidopaje.

Pero el ‘Zeitung’ condenó la práctica:

“La Federación de Rusia actuó como si fuera tan común como lavarse el champú mientras se duchaba”, dijo.

El notable desempeño de los rusos en sus partidos contra españoles y croatas despertó sospechas en muchas personas por un posible caso de dopaje, algo en lo que algunos deportistas de ese país tienen experiencia (específicamente en los últimos Juegos Olímpicos de invierno). Sin embargo, en el caso del Mundial, por ahora no hay nada comprobado.