Desde Francia 1998, primer Mundial en que se utilizó el formato que ahora tenemos, el menor puntaje con el que una selección avanzó a octavos de final fue de 3 unidades. Esta particular situación se presentó en tierras galas cuando Chile empató todos sus partidos del grupo que compartía con Italia (7 pts.), Austria (2 pts.) y Camerún (2 pts.).

Cuatro años más tarde ,en Corea y Japón 2002, se presentó el promedio más bajo para los segundos de los ocho grupos con apenas 4,5 puntos repartidos así: Senegal, Rep. Irlanda y Bélgica avanzaron con 5 unidades, mientras que Paraguay, Turquía, EE. UU. e Italia avanzaron con 4.

El de mayor promedio fue el de Alemania 2006, donde únicamente México y Australia avanzaron con 4 puntos. Holanda fue el mejor segundo con 7 puntos (igualó con Argentina en este rubro, pero la diferencia de gol sudamericana fue mejor), seguidos por Ecuador, Ghana y Ucrania con 6. Francia y Suecia pasaron con 5.

El artículo continúa abajo

El máximo puntaje que ha obtenido un clasificado en segundo lugar, por obvios motivos, son 7 puntos. Sin embargo, este es fenómeno tiene una tendencia bastante particular: se da cada dos Mundiales.

En 1998 fue Yugoslavia, ocho años más tarde Holanda, y en 2014 Croacia. En las Copas del Mundo de 2002 y 2010 ningún equipo que pasó segundo logró esos puntos.