El ambiente en la Mordovia Arena era inmejorable. Falcao jugaría un mundial de fútbol por primera vez y la presencia de hinchas colombianos era copiosa, tan notoria como para hacerse escuchar demasiado bien cuando sonara el himno nacional.

El artículo continúa abajo

La tribuna era una fiesta en la previa del partido y este colombiano, apoyado con un mensaje en una bandera de Colombia que decía “¿Te casarías conmigo?” en español, ruso e inglés, se arrodilló, tomó por sorpresa a la mujer, y le propuso matrimonio, como lo muestra la revista Semana.

Nadie podía imaginar lo que vendría segundos después del pitazo inicial. Por fortuna ella con su abrazo y su beso aceptó la propuesta, de lo contrario ese martes pudo ser, tal vez, uno de los días más amargos en la vida de un colombiano.