El colombiano que hizo que hinchas japonesas se insultarán a sí mismas haciéndoles decir palabras en español habría violado leyes de maltrato o abuso a la mujer, por lo que podría ser multado, expulsado del país y se le podría abrir un proceso, señaló la página del Canal 1 luego de consultar el tema ante el ministerio de Relaciones Exteriores.

Por otra parte, quienes ingresaron trago en falsos binoculares al estadio en donde Colombia cayó 2-1 ante Japón podrían ser señalados de burla a la autoridad debido a que en los escenarios deportivos rusos se prohíbe acceder con estas bebidas.

El artículo continúa abajo

En consecuencia, añade el medio, estos colombianos podrían ser ubicados y requeridos por la ley, aunque la Federación Rusa de Fútbol indica en su reglamento para el Mundial, el cual fue remitido a la Fifa, que quienes violen la normatividad podrían ser multados con hasta 10.000 rublos (600.000 pesos colombianos, aproximadamente) o trabajos obligatorios por un máximo de hasta 160 horas y prohibición de visitar los estadios.

Además, en ambos casos podría haber arresto de hasta 15 días por “irrespeto a la sociedad [y sus normas]; así como  lenguaje indecente, acoso ofensivo a los ciudadanos”, agregó la reglamentación.