Al minuto 44, Ricardo Quaresma abrió el marcador con un golazo. El volante del Besiktas hizo una pared con su compañero Adrien Silva y remató a más de 30 metros de distancia del arco iraní para enviar el balón al ángulo superior derecho.

Poco más que eso pasó en el primer tiempo y la escasez de opciones de gol se mantuvo en la segunda parte. Sin embargo, al minuto 53 Cristiano Ronaldo pateó un penalti, pero no lo hizo con la precisión y fuerza que lo caracteriza. Como resultado, Ali Beiranvand, arquero de Irán, impidió que Ronaldo llegara a 5 goles en el Mundial y volviera a ser el máximo anotador del torneo.

El artículo continúa abajo

Pero Irán no se resignó y a falta de tres minutos para el final del partido se vio beneficiado por el VAR, recibiendo un penalti de manera acertada. Karim Ansarifard no desaprovechó la oportunidad de igualar el partido y concluir así una destacada participación del equipo asiático en el Mundial de Rusia con 4 puntos, uno menos que Portugal.

En la segunda ronda del torneo, Portugal se verá las caras ante Uruguay, equipo que quedó de primero en el grupo A. Ese partido se llevará a cabo el próximo sábado 30 de junio en Socia desde la 1 p.m. hora colombiana.