Caballero, sin embargo, optó por voltearse un poco, hasta casi darle la espalda a Lionel Messi, que estaba junto a él. El motivo tiene que ver con un respeto especial que tiene hacia los símbolos patrios y, en este caso, con la bandera. Así lo explicó hace unos días, como recoge Clarín:

“Se lo noté a Fabricio Coloccini, en el Mundial juvenil que ganamos en 2001. Me gusta mirar la bandera cuando canto el himno. En la cancha de Boca me quedé buscándola antes del partido contra Haití, pero no estaba. Me parece un gesto que dice mucho”.

El artículo continúa abajo

Ya en el trámite del partido, Caballero volvió a ser el centro de atención por la jugada con la que Islandia empató el partido. Según algunos aficionados argentinos en redes sociales, el portero del Chelsea de Inglaterra tuvo buena culpa en la anotación por dar un rebote.

El juego entre argentinos e islandeses terminó con un empate a un gol, en gran parte debido a la frustración de los gauchos que, a pesar de que intentaron durante todo el segundo tiempo llevarse la victoria, se encontraron con una aguerrida y disciplinada defensa escandinava que sofocó todo peligro en su área.

Ahora, ambos equipos deben buscar sumar de a 3 puntos en los partidos que tienen contra Croacia y Nigeria, en las próximas fechas.