La razón es sencilla: según el medio británico Mirror, los propios jugadores hacen esos huecos porque las medias son demasiado apretadas y resultan muy molestas para los anchos músculos que tienen algunos futbolistas en sus pantorrillas.

Los huecos hacen que se libere la tensión en la parte baja de las piernas de y evitan que, después de 90 minutos (a veces más) de esfuerzo, haya dolores en esa región del cuerpo.

Danny Rose, de Inglaterra
Danny Rose, de Inglaterra / Getty Images

El mencionado medio dice que a finales de la temporada pasada, la tendencia de hacerles huecos a las medias se popularizó en la Liga Premier. Así, jugadores como Kyle Walker, del Manchester City, y Arthur Masuaku, del West Ham, lo hicieron.

 

Otro que parece seguir esa tendencia es el brasileño Neymar. Así lució sus medias en el partido que su selección disputó con Suiza, en la fase de grupos del Mundial:

Neymar en el partido contra Suiza
Neymar en el partido contra Suiza / Getty Images
El artículo continúa abajo

Mirror recuerda, sin embargo, que a algunos árbitros no les gusta que los jugadores lleven sus calcetines así, y menciona el caso del argentino Ezequiel Garay, que juega para el Sevilla, de España, a quien un juez central le ordenó cambiarse las medias porque las tenía rotas.

La tendencia puede ser un llamado de atención para los fabricantes de la indumentaria deportiva de las selecciones, ya que los deportistas no tendrían que recurrir a los cortes de las medias si estas tuvieran una mayor elasticidad o estuvieran mejor diseñadas, dependiendo de las características físicas de cada jugador.