El entrenador se mostró molesto con algunas preguntas, como cuando le cuestionaron si había estudiado a sus rivales.

“¿Cómo no voy a analizar a los rivales? Desde que llegué al equipo he estudiado las potencialidades de cada equipo, sabíamos cómo iba a jugar el rival, que hizo muy poco para sacarnos esa diferencia”

“No sé si fue el contexto del partido inaugural, pero estuvimos muy lejos de lo que pretendíamos. El equipo local se tuvo que esforzar muy poco para sacarnos una ventaja incomprensible. Tenemos que levantarnos, sacarnos esta sensación de vergüenza que tenemos todos”, añadió el seleccionador.

El artículo continúa abajo

Para Pizzi, Rusia no estuvo muy alejado de sus anteriores partidos amistosos en los que había mostrado más debilidades que fortalezas.

Es un equipo que cede la posesión, que utiliza los balones largos, cruzados, para la gente que cabecea bien. Sabíamos las virtudes principales. No he visto demasiada diferencia entre lo que mostró en el último semestre y lo que mostró hoy”, concluyó el DT.