Rebecca es “su sombra, sus ojos”, reporta El Espectador, y es ella quien lo guía dentro del estadio, en las zonas donde se puede acceder a los futbolistas, así como durante el partido; por ello es que Djazmi sabe quién va a patear un penalti, por ejemplo, y si lo convierte o no; claro está, ayudado por la reacción del público.

El artículo continúa abajo

El de este reportero ha sido calificado como un caso de superación, pues estar en un Mundial no es solo cubrir, sino moverse entre hoteles, trenes y aviones.

Citado por El Espectador, el comunicador de la BBC dice que Brasil 2014 fue su primera cita orbital como periodista y que eso lo preparó muy bien para el evento del 2018. También se refirió al público suramericano y dijo que “tiene mucha pasión”.

También comenta que le gustaría estar en el partido de Colombia contra Inglaterra, pero su agenda le obliga a ir a Nizhni Novgorod, a cubrir el partido entre Uruguay y Francia.