Koke lanzó la pelota con dirección a la posición de Piqué, pero el defensor ruso Ignashevich lo agarró la camiseta cuando el zaguero español intentó saltar, por lo que no pudo llegar al balón.

El artículo continúa abajo

En la misma acción, cuando la pelota siguió su recorrido, Sergio Ramos estuvo a punto de conectar el balón con su pie, pero mientras corría un jugador ruso lo agarró y cuando vio que el español estaba incomodo para definir, lo soltó.

La acción fue reclamada por todo el equipo español e incluso se llegó a pensar que el central Bjorn Kuipers iba a revisar la jugada, pero en el VAR estuvieron de acuerdo con el central, por lo que el juego se reanudó.

Ramos, uno de los protagonistas de la jugada mostró su furia y aseguró que sintió el ‘agarrón’, por lo que era penal.

“No la he visto. Soy el protagonista y me lleva agarrado y me impide rematar. Ha pasado, no vamos a mirar las imágenes, para eso está el VAR. Lo habrán repetido y habrá decidido no pitarlo”, fueron las declaraciones del defensor citadas por el diario AS.

En video la doble falta no pitada: