“Tuvimos momentos preocupantes durante todo el partido, Senegal nos anuló muchas cosas, copió mucho de lo que hicimos ante Polonia”, dijo el estratega argentino en rueda de prensa tras el partido., disputado en Samara.

Con todo el drama posible, a lo que se sumó la lesión del ’10’ cafetero a los 30 minutos, Colombia se quedó con el primer lugar de la llave H y enfrentará en los octavos de final al perdedor del partido Inglaterra-Bélgica, que define el Grupo G.

La mesura del entrenador argentino se transformó en preocupación cuando se refirió a James, la estrella del combinado, aquejado de una dolencia que lo obligó a pedir el cambio en la primera media hora.

El artículo continúa abajo

“Estoy muy preocupado, es muy duro para el equipo esta situación”, comentó.

Pekerman aseguró que James “se entrenó bien hasta el día de ayer, estaba en las condiciones ideales y no hubo algún indicio que indicara que podría sufrir una lesión”.

“Esperamos que sean buenas las noticias después de la revisión, cuando sabremos lo que pasó”, remarcó.

James arribó a Rusia con una fatiga muscular en el gemelo izquierdo, que lo privó de jugar 60 minutos en la derrota 2-1 ante Japón en el debut, aunque ante los polacos, en la goleada 3-0 el pasado domingo, disputó los 90 minutos.

¿Inglaterra o Bélgica?

Pékerman destacó nuevamente la solidez defensiva de su equipo al asegurar que “con todo el dominio que podía tener Senegal no llegó tantas veces a posiciones claras de gol”.

“El partido estaba difícil porque no podíamos sostener el balón para asistir a Falcao. (Juan) Cuadrado intentó mucho, pero salvo algunas pelotas que lo ubicamos, nos costó. Eso fue mérito de Senegal”, reconoció.

“En un Mundial tener estas buenas actuaciones es muy positivo”, se refirió a la presentación del equipo.

“También el tema de que están fuertes emocionalmente es importante. En el segundo tiempo nos metimos en el partido porque ya lo de James había pasado. (Luis) Muriel entró bien en un partido complicado. Esto había que resolverlo en las distintas líneas. Fuimos ganando confianza y el equipo subió de nivel”, analizó.

Sobre su rival en los octavos, Inglaterra o Bélgica, Pékerman fue prudente y aseguró que cualquiera de los dos será “difícil” para Colombia.

“Sin duda que ahora vienen otro tipo de partidos. Competitivos al máximo. Acá no hay partidos para especular o tener un altibajo. Esta es una situación límite”.

“Inglaterra tiene la capacidad y sería un enfrentamiento en donde Colombia tiene mucha confianza de poder competir y llevarse un triunfo, pero cualquier rival será difícil para nosotros”, puntualizó.