En las imágenes aparecen a los niños corriendo a lo largo de una cancha mientras hacen dominio de balón; sin embargo, todos se lanzan al piso cuando se escuchan por parte de su entrenador el grito de “Neymar”.

La escena hace referencia a la fama del futbolista brasileño, quien durante el Mundial de Rusia 2018 ha sido acusado de fingir golpes recibidos para engañar a los árbitros.

El artículo continúa abajo

Incluso, el mismo jugador ha bromeado con esta situación en los entrenamientos de su selección, en los que se le ha visto revolcarse sobre el césped.

A continuación, la particular escena: