Por el contrario, Enzo Pérez termina convirtiendo la opción clarísima que tuvo con el arco rival prácticamente sin arquero, mientras que Willy Caballero se luce al corregir su propio error frente a Ante Rebic y despejando el remate que Luka Modric convirtió en golazo.

El artículo continúa abajo

El clip se hace aún más divertido con la coincidencia de las narraciones, las celebraciones de Jorge Sampaoli y los lamentos del técnico Zlatko Dalic.

Lo invitamos a reirse un rato: