Aquí, apenas algunos de ellos:

  • La cultura del aseo: encabezados por los japoneses, los hinchas se lucieron dejando limpias las tribunas al término de cada partido. La ‘cereza del pastel’ la puso el equipo de la nación del sol naciente, al dejar un letrero con la palabra “gracias” en su camerino, tras su eliminación.

  • Pese a que fueron goleados por Inglaterra, los panameños festejaron con toda la emoción su primera anotación en la Copa del Mundo:

 

  • Para que pudiera viajar a su país a conocer a su hija recién nacida, los jugadores de la Selección de Dinamarca le pagaron un avión privado a su compañero Jonas Knudsen.

  • El apoyo que le brindaron sus compañeros al peruano Cristian Cueva tras fallar el penal contra Dinamarca, que pudo haberles marcado otro camino en el Mundial a los incas.
Getty Images

 

  • El francés Antoine Griezmann no celebró su gol a Uruguay en cuartos de final debido al cariño que siente por la cultura charrúa y por respeto a sus compañeros del Atlético de Madrid que hacen parte de la Celeste.

  • La responsabilidad demostrada por un grupo de bomberos croatas que estaban viendo la serie de penales de los cuartos de final de su selección contra Rusia, que respondieron oportunamente cuando sonó la alarma que requirió su presencia, dejando de lado el gol que significó la clasificación a semifinales:

 

  • Kylian Mbappé, la estrella de la Selección de Francia, donará el dinero recibido por su participación en el Mundial a una fundación para niños enfermos, la cual apadrina.

👶🏽❤️… @PremiersdeCordee

A post shared by Kylian Mbappé (@k.mbappe29) on

  • En la celebración del gol que los clasificó a la gran final, los jugadores croatas terminaron aplastando a un fotógrafo centroamericano. En señal de perdón, el defensa Donagoj Vida le dio un beso en la frente:

¿Qué otros instantes recuerdan? Esperamos sus comentarios.