“La Federación de Fútbol reitera que Salah estará en el Mundial si Dios quiere y no estará de baja más de tres semanas”, afirmó la Federación Egipcia de fútbol en su cuenta de Twitter, refiriéndose a una reunión entre su presidente Hani Abou Reda y el médico de la selección con el jugador en España.

Lo anterior implica que el 10 de Egipto podría perderse el debut en la cita orbital frente a Uruguay, del viernes 15 de junio, pero tendría opciones de estar disponible para la segunda salida frente al seleccionado ruso, anfitrión del certamen.

Sí es seguro que el atacante no estará en el amistoso que su selección enfrentará este viernes frente a Colombia, en Italia.

El artículo continúa abajo

El médico y los otros representantes de la selección egipcia supervisaron el programa de rehabilitación del futbolista, que “marcha bien” y tiene el objetivo de que Salah llegue a los partidos de la Copa del Mundo, según la nota.

Asimismo, la delegación egipcia pudo comprobar la “insistencia” de la estrella para unirse a sus compañeros para disputar el primer encuentro internacional.

El jugador de 25 años había tranquilizado a sus seguidores el pasado domingo a través de Twitter, escribiéndoles que “a pesar de los pronósticos estoy confiado en que estaré en Rusia para que todos estén orgullosos”.