El prestigioso coleccionista de datos predijo el 2 de junio de 2017, hace casi exactamente un año, la caída de la selección germana, aunque no especificó en ese momento la manera en que eso sucedería. Ese día, Mister Chip escribió:

El artículo continúa abajo

Sin mencionarlo directamente, el estadígrafo se refería a una ‘maldición’ que dice que el campeón de la Copa Confederaciones (que se hace un año antes del Mundial) nunca se puede coronar campeón de la Copa del Mundo. Así ha pasado desde 1992, cuando se jugó la primera edición de ese torneo que antecede el Mundial, dice BBC.

Pero ese no fue el único vaticinio de Mister Chip. El 4 de junio pasado, 10 días antes de que empezara el Mundial, Martín-Tamayo había hecho una apuesta aún más temeraria: que Alemania no pasaría de la fase de cuartos de final. Hoy el mundo vio cómo se cumplía esa predicción, tal vez como nadie esperaba verlo: a manos de Corea del Sur, que la derrotó 2-0.

Este es el trino de hace más de 3 semanas:

Con su prematura eliminación, Alemania fue víctima de otra ‘maldición’: la del campeón del Mundo que cae en la primera ronda del siguiente Mundial que disputa. Ya habían caído en ella España, Italia y Francia. Ahora les tocó a los germanos… y de qué manera.