En un video publicado por Marca, Manolo explica que solo le permitieron entrar el famoso tambor al primera partido de España, en el que la selección empató a 3 goles con Portugal. Sin embargo, cuando trató de ingresarlo a los partidos contra Irán y Marruecos, sin muchas explicaciones las autoridades le dijeron que había normas que se lo impedían.

El español dice que a pesar de esa supuesta prohibición, a otros hinchas sí les permiten ingresar instrumentos que hacen ruido, como lo hace su enorme bombo. Por eso, conmovido y entre lágrimas, les pidió ayuda a las máximas autoridades de su país: los reyes Felipe y Letizia, y el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez.

Citado por La Vanguardia, Manolo dijo:

“Pido a la afición española, a los Reyes, al Presidente del Gobierno, que hagan lo que sea para hablar con la FIFA para que dejen entrar al bombo de España, que es de todos”.

El artículo continúa abajo

El mismo medio dice que miembros del personal del hotel donde se hospeda Manolo le han enviado correos a Vladimir Putin, presidente de Rusia, para que intervenga y le permita llevar su amado instrumento a la cancha de fútbol. En los escritos, le dicen a Putin que el español es “muy buen hombre” y que “se porta muy bien”.

Pero el propio Manolo le envió su mensaje fraternal al mandatario ruso, esperando una respuesta positiva:

“¡Putin, amigo, cuenta conmigo!”.

Con este video, Manolo pide ayuda para que le dejen entrar el tambor al estadio el domingo, para el partido contra la selección local, Rusia: