1994: El paseo de Stoichkov

La suerte sonrió a Hristo Stoichkov, futuro Balón de Oro, en el Giant Stadium. El calvario mexicano de los octavos de final comenzó ante Bulgaria en una sesión de penales (3-1) tras empatar 1-1. Los aztecas fallaron los tres primeros lanzamientos y abandonaron la competición. Precisamente la última vez que México había jugado los cuarto fue tras ganar 2-0 a Bulgaria en 1986.

1998: La lección alemana

En Francia, el equipo de Manuel Lapuente cayó en octavos ante la eficacia alemana (2-1), a pesar de que Luis Hernández abrió el marcador. El Tri se despidió tras dos goles en el último cuarto de hora de Jürgen Klinsmann y Oliver Bierhoff.

2002: USA, la gran desilusión

En el Mundial de Corea del Sur y Japón, México tuvo la oportunidad de romper la maldición de octavos ante su vecino Estados Unidos. Y fue la derrota más dolorosa. El ‘Team USA’ se impuso con goles de Brian McBride y Landon Donovan (2-0). La maldición del quinto partido se instalaba definitivamente.

El artículo continúa abajo

2006: Argentina, la más cruel

“Fue en Alemania donde tuvimos la mejor opción de llegar al quinto partido”, señaló Rafa Márquez, que a sus 39 años acaba de entrar en la historia por jugar su quinto Mundial. “Por momentos fuimos superiores a Argentina y mostramos un fútbol bonito”, añadió. Pero la Albiceleste se impuso 2-1 en la prórroga con una volea para el recuerdo de Maxi Rodríguez. Aquella noche en Leipzig se escuchó: “México jugó como nunca y perdió como siempre”.

2010: De nuevo la Albiceleste

La maldición pasó a teñirse de blanco y azul. México cayó ante Argentina (3-1), dirigida por Diego Maradona. El Tri dominó y concedió un primer gol, en fuera de juego, de Carlos Tevez. En el segundo, Ricardo Osorio falló un pase y lo aprovechó Gonzalo Higuaín. Ya no había partido y Tevez firmó la sentencia. Chicharito Hernández hizo el gol de la honra.

2014: Holanda in extremis

Esta vez la pesadilla fue naranja. Los jugadores dirigidos por Miguel Herrera perdieron 2-1 ante Holanda con dos goles en la recta final, en el 88 y en el 90+4. México ganaba 1-0 gracias al gol de Giovani Dos Santos (48), pero se metió en su área y acabó cediendo ante la ofensiva de los Oranje. Marcaron Wesley Sneijder y luego llegó el penal transformado por Klaas-Jan Huntelaar.

¿Y en 2018?

Brasil no parece el mejor rival para romper la maldición. “En plan burla decimos, así si ganamos (a Brasil) y llegamos al quinto partido no va a haber pretexto. Si hubiéramos sido primeros nos hubieran dicho ‘ah tocó Suiza…'”, minimizando una hipotética victoria por la entidad del rival, señaló el capitán mexicano Andrés Guardado. “No pensamos solo en ganar el quinto partido, también en ganar la Copa”, avisó Chicharito Hernández.