El obsequio, para todos los pasajeros que volaban entre los aeropuertos de Heathrow en Londres y Domodedovo en Moscú, fue un chaleco al estilo del que usa el director técnico británico Gareth Southgate, informa el portal LadBible.

El artículo continúa abajo

Los pasabordos, de otro lado, también tuvieron sus variaciones: en lugar del nombre del pasajero, se leía ‘Football’; en vez de la puerta de embarque (Gate) se veía la palabra ‘South’, que juntada con ‘Gate’ da el apellido del seleccionador; y en cuanto al itinerario, decía: ‘De Moscú a Casa’, en clara alusión al deseo de los británicos de obtener la copa Mundo, que le ha sido esquiva desde 1966.

Este es un trino que publica una imagen del chaleco y el pasabordo:

Este tuit muestra los chalecos en un contenedor de la aerolínea: