Contrario a lo que había dicho el técnico José Pékerman, que previo al último partido ante Inglaterra señaló que el James Rodríguez se encontraba bien y recuperándose, la resonancia practicada al jugador en Múnich habría informado lo contrario.

La política del departamento médico es no dar mucha información. Se habló de la lesión, sin dar la gravedad de la misma. Eso, para ayudar a especular un poco a los medios, no sólo de Colombia sino del exterior”, afirmó Ulloa ante panelistas del programa Debate Final de El Tiempo y Fox Sports.

La microrotura y el edema son lesiones muy similares, en ambos casos se refieren a lesiones musculares muy pequeñas. Se pueden describir de varias maneras”, explicó Ulloa durante el debate.

La decisión de que James no jugara el decisivo partido por los octavos de final del Mundial de Rusia se tomó entre el cuerpo médico, la dirección técnica de la Selección Colombia y James Rodríguez, luego de confirmar que el dolor muscular en su pierna izquierda continuaba 4 días después del partido ante Senegal.

El médico Carlos Ulloa aclaró durante el debate que el jugador respondió bien al primer tratamiento en su pierna derecha y “por eso pudo jugar 28 minutos frente a Japón y jugó normalmente contra Polonia. Pero luego, en el calentamiento para el partido con Senegal, James sintió la molestia en la otra pierna”.

Ahora James, como mencionó Marca, se recuperará en su casa de Madrid de la lesión tras llegar a un acuerdo con los médicos del Bayern. “Su prioridad ahora es curarse completamente para afrontar la próxima pretemporada con todas las garantías”, afirma el diario.

No obstante, cabe la opción de que el jugador deba ser operado, según afirma Caracol Radio. En caso de que sea necesario, la recuperación duraría unos 2 meses.