Glik sufrió una lesión en el ligamento de la articulación acromioclavicular cuando intentó hacer una chilena en el entrenamiento. La baja del jugador para Rusia 2018 fue confirmada por el propio presidente de la Federación de fútbol polaca, Zbigniew Boniek, quien la hizo pública a través de su cuenta de Twitter.

“No hay opciones. Kamil Glik está lastimado. No irá al Mundial”, tuiteó en italiano el ahora directivo polaco, quien fue jugador y se destacó en la Juventus y la Roma de Italia.

“Una lesión de este tipo entraña la necesidad de un largo tratamiento (o), casi seguro, una intervención quirúrgica”, declaró Jacek Jaroszewski, el jefe de los servicios médicos de la selección polaca.

El artículo continúa abajo

“Si la operación no se efectúa, la baja de Kamil durará como mínimo seis semanas”, precisó, añadiendo que el Mónaco decidió someter a Glik a exámenes exhaustivos en Niza.

Después de estas pruebas, “un diagnóstico definitivo será emitido este jueves. Por esta razón, esperamos a tomar una decisión final”, señaló.

Si su lesión se confirma como grave, Glik será sustituido por Marcin Kaminski, jugador del Stuttgart de Alemania, afirmó el seleccionador del equipo polaco Adam Nawalka.