Mohammadi fue suplente, había entrado al compromiso en el minuto 69 y cuando su equipo buscaba desesperadamente el empate, trató de hacer un saque de banda dando un bote para que la pelota llegara con fuerza al área, a modo de centro.

El artículo continúa abajo

Sin embrago, tal y como se ve en las imágenes, ni la encomendada al cielo que el jugador hizo antes del saque le sirvió, pues se notaba nervioso y dio mal el salto. Incluso, cuando fue a repetir la pirueta, el árbitro no lo dejó y tuvo que sacar normalmente.

A continuación, la fallida acrobacia de Mohammadi: