El jugador se encuentra acompañado por los médicos de la FPF y se espera que en breve se conozca el alcance de su lesión.

Farfán sufrió un golpe con uno de los porteros de Perú durante el entrenamiento y los facultativos decidieron trasladarle a una clínica.

Al parecer el jugador cayó de espaldas, por lo que pudo sufrir algún daño cervical, lo que recomendó que fuera sometido a pruebas suplementarias.

El artículo continúa abajo

Farfán, que juega con la camiseta 10, fue el que le dio un rodillazo (que no fue pitado como falta) al volante danés William Kvist durante el juego que Perú perdió 1-0, que le dejó al escandinavo 2 costillas rotas y perforación de un pulmón, y que lo marginó del torneo.