Las vendedoras sorprendidas no pudieron hacer más que presenciar como los hombres pateaban y celebraban sobre los diferentes muebles que estaban a la venta.

Este sábado, Inglaterra logró acceder a la penúltima ronda del Mundial luego de 28 años, tras vencer a Suecia 2-0.

El artículo continúa abajo

Los británicos que no viajaron a Rusia pudieron presenciar el partido en pantalla gigante en diferentes sectores, pero  la falta de mesura provocó esos desastres.

Inglaterra se medirá en la semifinal ante el vencedor del partido entre Croacia y Rusia.