Llamó en especial la atención la presencia del atacante Paolo Guerrero en el banco de suplentes, interpretando con la misma intensidad el himno junto a sus compañeros.

Aquí el instante donde se aprecia que a más de uno se le aguó el ojo: