Está acompañado de otro niño con el que se acerca a los jugadores pidiendo que le firmen un balón que lleva en sus manos.

El video es el fragmento de un documental sobre el Mundial de Francia 1998 en la que los locales se quedaron con la Copa y fue emitido por la cadena W9.

Griezmann recolectó las firmas de Thierry Henry, Zinedine Zidane, Fabien Barthez, entre otros integrantes de la selección ‘Les Bleus’. Curiosamente, cuando Henry, entonces delantero del Mónaco, le da su autógrafo a ese tímido niño dice: “Es el relevo”.

El artículo continúa abajo

20 años después, el delantero del Atlético Madrid obtuvo el segundo título Mundial para su país, marcó uno de los cuatro goles en ese partido ante Croacia y fue elegido como el mejor jugador de la gran final.

En total, el francés jugó 570 minutos en siete partidos durante la Copa del Mundo, convirtió cuatro goles y dio dos asistencias.

Además, obtuvo el reconocimiento de la FIFA como el tercer mejor jugador del Mundial detrás de Luka Modric y Eden Hazard.