La única vez en que el cuadro ‘cardenal’ pudo acercarse al arco rival durante el primer tiempo, Franco Armani se desempeñó con lujo de detalles.

Sucedió pasada la media hora de juego, en un tiro libre de costado que terminó impactando hacia el pórtico de River con un cabezazo el espigado volante Baldomero Perlaza. Con reacciones ‘felinas’, el guardameta logró despejar con una sola mano la acción de peligro del conjunto bogotano:

Aquí, la cámara posterior durante la misma jugada:

Actuaciones que siguen dándole la razón a quienes dicen que Armani es el mejor arquero de Argentina en el momento, y piden un cupo para él en la Albiceleste que irá al Mundial de Rusia.