“Sabía que jugando acá, en la Argentina, en un equipo grande como River, era posible aspirar a la Selección. Siempre seguí trabajando y mejorando día a día para estar en la órbita del entrenador”, añadió Franco Armani en diálogo con El Espectador.

El guardameta, que reconoce que en su mente siempre estuvo la idea de integrar la Albiceleste, descarta que aunque conocía a Sampaoli desde antes, esto haya tenido que ver con su convocatoria a Rusia 2018.

El artículo continúa abajo

Así mismo, Armani admite que si bien llegó procedente de Atlético Nacional en un buen nivel, “no esperaba que esta posibilidad (de la Selección) llegara tan rápido”.

“Soñaba con estar en la lista de 35 y muy ilusionado con ser parte de los 23 mundialistas. La verdad, todavía no me lo creo”, asegura el portero que hasta el próximo jueves se unirá a su combinado nacional, después de jugar con River el último partido de la fase de grupos de la Copa Libertadores.