Según The Sydney Morning Herald, los hijos de Luka Modric, uno de los jugadores estrella de Croacia, se metieron al campo de juego y, con la camiseta ajedrezada de su selección, jugaron un momento. Cuando uno de los niños anotó un tanto frente a la portería sola, los emocionados hinchas croatas que estaban en la tribuna lo celebraron.

El artículo continúa abajo

Pero en el grupo de niños también estaba un hijo de Domagoj Vida, otro de los jugadores estrellas del equipo. El citado medio australiano dice que después de vencer a Rusia por penaltis -victoria que les dio el paso a la semifinal-, los niños ya habían invadido la cancha para celebrar con el balón en los pies.

Los gestos de los niños y de los propios jugadores parecen evidenciar un sentimiento positivo dentro del grupo, que inesperadamente superó lo que había hecho la selección croata en el Mundial de Francia 1998, cuando lograron llegar a las semifinales.

Este video muestra las jugadas de los pequeños croatas:

Y estas son las fotos del recuerdo:

Domagoj Vida
Domagoj Vida con su hijo / Getty Images
Domagoj Vida y los pequeños
Domagoj Vida y los pequeños / Getty Images
Domagoj Vida y los pequeños
Domagoj Vida y los pequeños / Getty Images
Domagoj Vida
Domagoj Vida con su hijo / Getty Images
Domagoj Vida
Domagoj Vida con su hijo / Getty Images