Gonsalves fue secuestrado el 13 de febrero de 2003 cuando adelantaba trabajos para el Departamento de Defensa de Estados Unidos en relación con las plantaciones de coca en Colombia junto con Keith Stansell y Thomas Howes.

Los tres estadounidenses fueron liberado el 2 de julio de 2008 en la exitosa operación que adelantaron el gobierno y el Ejército colombianos.

Con un sencillo mensaje, el ciudadano norteamericano mostró su apoyo a Colombia y vistiendo la camiseta de la Selección mientras veía el otro partido de octavos de final entre Suecia y Suiza:

El artículo continúa abajo

En las últimas horas, al cumplirse 10 años del operativo militar, Gonsalves también publicó un video acompañado de Stansell para recordar ese día y agradecer nuevamente a los soldados “héroes” que les devolvieron la vida.