En declaraciones entregadas al diario argentino Olé, Jorge Bermúdez señaló que “el penal es una situación límite en la que el pateador tiene todo para perder y el arquero, todo para ganar. Como dicen por ahí, no hay penal mal pateado, sino bien atajado”.

“No voy a hablar de cómo pateó [Carlos Bacca] porque yo he estado ahí, sé lo que se siente y puede pasar cualquier cosa”, enfatizó.

El artículo continúa abajo

Además, hizo referencia al penalti que más recuerda de su carrera como jugador: “Fue con Boca Juniors ante Palmeiras en la final de la Copa Libertadores de 2002, cuando fuimos campeones”.

“Es un crimen que un ser humano tenga que definir en penales, pero así es el fútbol”, concluyó.

En video, las palabras de Jorge Bermúdez: